3/7/08

Recuerdo repentino y sacrílego

Hoy, repentina y fortuitamente, recordé que cuando era muy muy chica (tipo 8/9 años) solía ir a misa todos los domingos y, mientras caminaba por el pasillo central de la iglesia para ir a comulgar, no podía parar de pensar que me encantaría tener toda la ropa que vestían las señoras grandes que allí estaban, pero en tamaño para mi barbie.


(Esto, ¿¿¿no le quita credibilidad a mi crianza cristiana???)

1 comentario:

c dijo...

puede ser
pero doy fe que tu fe es admirable