3/2/09

Es lo que hay

La vuelta al barrio, al primer amor.
Mirar sonriente y pensar que ya va a pasar, que el tiempo todo lo modifica y que la voluntad realiza quimeras.
Creer.
Creer y crear un universo nuevo. Con ganas de que todo vaya bien. Y con armonía.
No es conformarse, es apostar al cambio.
Fiarse de la buena fortuna y del deseo.
De las ganas.
Apetito de aspirar a algo mejor y suspirar por ello.
De tener la hermosa sensación de que esta vez el esfuerzo va a ser mayúsculo y que si no resulta, el destino algo tendrá que ver con ello.
Que la labor está cometida. Y con el mayor de los esfuerzos.
Y que si algún día todo esto me hace reír a carcajadas de felicidad (o en su lugar sonreír recordando) voy a saber, que por lo menos, valió la pena.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

es inevitable que tus palabras me hagan recordar el discurso de Steve Jobs, sobre todo cuando dice que los puntos se unen en el pasado, no en el futuro...http://www.youtube.com/watch?v=ykUyVFkizfQ

Luismi dijo...

no entendi nada & asoc.S.A.