14/4/09

Cuanta razón tenía Pancho Ibañez

Todo tiene que ver con todo.
Siempre, en algún momento de la vida, hasta en el momento menos esperado o pensado, algo vuelve. Alguien aparece repentinamente y sin avisar. Encontramos contacto con algo o alguien que nunca hubiéramos imaginado que íbamos a encontrar y por el lado menos esperado.
Nunca hables de alguien diciendo su nombre y apellido, nunca expreses algún sentimiento demasiado extremo sin saber bien quién esta a tu alrededor.
Todos se conocen con todos, todo vuelve a juntarse en alguna ocasión. Todo, cíclicamente.
Nada se rompe, todo se transforma. Igual así, las relaciones humanas.

Si para alguien la cita ideal es salir una noche con Carola del Bianco, ¿¿¿qué pasa cuando después de años, otro alguien tiene que hacerle una sesión de fotos???

No sé. Todo es muy confuso. No se paranoiqueen, no se perturben, pero por las dudas miren para ambos lados antes de cruzar la calle (en especial si es la Av. Pueyrredón).

5 comentarios:

ces dijo...

soy como el máximo exponente de esta máxima???
conmigo si la vida es algo,
2 palabras,
sólo dos palabras flaca,
CUANTA IRONIA,
y me río,
siempre me río,
aunque alguna vez confieso haber llorado...

ces dijo...

sino acordate de la vez que me disfrace de peruana...

El Beso de Woody dijo...

jajajjaja, si, pero por suerte nos reimos más veces de las que lloramos!!! Igual la pollera peruana te quedaba tan linda...
Ja!

Anónimo dijo...

Es que el mundo es un pañuelo... especialmente en esta epoca del año que las alergias y resfrios nos invaden.

Luismi dijo...

Solsticio, Scarlet, Carola, vos sos todas al mismo tiempo! no te hagas sesiones de fotos, que como dice Charly, te quitan el alma.