7/7/09

El que toca toca, la suerte es loca



En la oficina comemos palitos de la selva y tenemos la premisa de que el animal que te toca en el envoltorio, es el que se te parece. Es pa´ no aburrirse tanto no más. Hay que sacar uno de la bolsa pero sin mirar y el que toca, toca. Hoy me tocó uno que se llama CACHARODÓN. Es la primera vez que lo escucho nombrar, pero en el dibujo se parece bastante a un tipo de tiburón. Dice que tiene mala vista pero muy buen olfato. No está tan errado entonces. Porque aviso que soy miope, pero puedo oler los aromas y en especial, los malos olores a muchísima distancia.
Por eso mi percepción para con quiénes andan en chanchullos…


*
Pregunta:
¿Por qué se llama palito de la selva y trae también animales de los que no viven en la selva?
Deberían llamarse Palitos de la Fauna.

5 comentarios:

El canibalibro dijo...

Gracias por tu amable comentario en el Canibalibro.

Un abrazo!!!

Jula dijo...

Hola, como estás??

No doy clases de ilustración, pero decime que estás buscando a ver si te puedo ayudar
Igual gracias por el halago es muy bueno que alguien te pregunte si das clases.

Te mando Saludos

Adriano dijo...

El olfato, un sentido ninguneado injustamente. Asociado a la intuición, a lo mágico. Palitos de la fauna es un excelente título para cuento o novela. Saludos muchos.

Daria dijo...

Cuánta razón!!!
Por un mundo sin engaños, dígamosle NO a los palitos de la Selava y SÍ a los Palitos de la Fauna!

El Beso de Woody dijo...

Si Daria, comencemos con una campaña para llamar a las cosas por su nombre!!!