18/8/09

Viernes de frustraciones, martes de promesas

Salí de la oficina temprano, mi jefe se había ido para no volver. Feliz, porque además hacía un calor bárbaro y yo ya me siento de veranito. Caminé con mi amiga J por Florida y entramos a varios negocios. Yo estaba muy entusiasmada con llegar a la Av. Córdoba, tomar hacia la izquierda y encontrarme en la Alianza francesa con el Festival de la revista Llegás. Había varias cosas para hacer y lo que más me motivaba era verlo cantar a Gabo Ferro. J no podía venir conmigo, por lo tanto nos separamos en la esquina de las Galerías. Como estaba con tiempo, pasé a saludar, por su nuevo trabajo, a un amigo que no veía hace mucho tiempo. Para mi desconcierto y mi tristeza, no fui muy bien recibida. Por supuesto que muy sutilmente, pero para perceptiva nadie me gana. Con esa amarga sensación, me dirigí para la Alianza, confiada de que el festival cambiaría mi ánimo (ese que viene en picada hace un par de semanas). Pero no, algo peor me estaba esperando. Un señor muy muy alto, que vestía un traje muy corpulento y musculoso de tez morena, me paró y me dijo que si no había buscado mi entrada por anticipado, no podía entrar. No hubo cara de angustia que le valiera un renunciamiento. No entré, obvio. Di media vuelta y entre las veredas rotas de Córdoba y mi tristeza, no hacíamos una. Al llegar a Florida nuevamente, cometí el error de llamar a mi ex, práctica que suelo hacer cuando estoy de bajón y que casi nunca, me trae los resultados esperados. Es decir, buenos resultados. Así las cosas, me tomé el subte llorando, como en las viejas épocas, y me sentí infeliz y repetitiva.
¡No quiero repetir viejas malas mañas de tiempos pasados, no! El viernes que viene, prometo no llamar a nadie…

7 comentarios:

De vierde man dijo...

Lo bueno parece ser que murió tu jefe. Lo malo que los viernes estás enamorada. Pero de todas formas, fu un día muy malo.

La observadora dijo...

No se si mal de muchos consuelo de tontos... pero te pone un poco mejor si te cuento que Fran el domingo piso como 5 caca de perro?
Se puede tener tanta mala pata, y nose quien es el idiota que dice...Es suerte!!!!

La observadora dijo...

5 lease 5 veces

El Beso de Woody dijo...

Nooo, pobre mi jefe, por suerte no murió, y los viernes es verdad que suelo estar enamorada, porque es viernes!!!
Igual no es el caso de ese viernes. Pero que eso sería mala noticia???


Observadora de mi vida!!! Me muero de risa...
Despúes que Fran no ande diciendo que el nunca pisa nada!!!

Pedacitos Rotos dijo...

A ver si cumplis la promesa... después de todo, hoy es viernes. Así que... a comportarse!

Santiago dijo...

Claro, no es bueno llamar a un ex en un estado de tristeza...

Por otro lado, es cierto que ya se huele el veranito.

Saludos!

De vierde man dijo...

Tenés razón. No se porque dije que estar enamorado sería una mala noticia. Supongo que lo inferí del hecho ese de recurrir a un ex como recurso terrible.