5/5/10

Con lo que me gusta el pollo!!!

Mientras me fumo un pucho pienso y escribo. Choco mi mano con el teclado y se me parte una uña (ufa). Parezco torpe, no suelo serlo. Mi distracción proviene de algún pensamiento que anda dando vueltas dentro de mi cabeza pero que todavía no llego a visualizar (ustedes ya saben que yo visualizo todo).

Resulta que Evo dice que los pollos modernos, a los que se les inyectan hormonas, generan desviaciones en los hombres. Además aclara que estas hormonas también hacen que las niñas más pequeñas tengan busto antes de lo previsto. Asimismo, explica que por culpa de los alimentos transgénicos, los hombres europeos son mayormente calvos.

Entonces: Los yanquis son tirando a gorditos y fofos por tanta comida chatarra. Las nenas (cosa que ya venimos notando hace rato) se pones demasiado buenas desde adolescentes, situación que en mi pubertad no ocurría ya que ni los pollos eran tan malos, ni nos planteábamos en esa época ir al gimnasio, como si lo hacen las generaciones actuales. Los europeos están lejos y encima son todos pelados. Y de los hombres que quedan por acá (no olvidemos que hay uno por cada siete mujeres), los que nos son gays por elección, parece que lo son ahora por culpa de los pollos.

Por lo tanto me pregunto, ¿Qué nos queda entonces a las mujeres latinoamericanas!

¿Conformarnos con “es lo que hay”’, ¿tener hijos con alguna pareja de amigos gays y apalear a la custodia compartida en una especie de ménage à trois progenitista*?, ¿Salir con los pequeñines que buscan experiencia o con los viejos a los que las nenas no les dan cabida? No se, no se. La verdad es que no se me ocurre ninguna solución, más que a partir de ahora, vamos a tener que tomarnos muy a pecho las premisas de que al fin y al cabo, el amor es ciego y de que lo importante es competir…


*licencia literaria propia

6 comentarios:

Pulgarcito soñador dijo...

Hay que diversificar, tanto las comidas como los amores. Hace rato vengo diciéndole a my friends, que los nuevos amores han de ser , al menos como los de Vicky Cristina Barcelona...

Mary Fish dijo...

Evo durmió mal esa noche, creo. Igual es un capo!

Julio C dijo...

Las mujeres latinoamericanas son demasiado lindas para dejarlas afuera. Por suerte no todos comemos pollo.

Madame Lulu dijo...

y el repollo da flatulencias

J! dijo...

Yo necesito hormonas para mi delantera, tengo que comer pollo?

Anónimo dijo...

Solstico yo soy Hetero!!, como la mayoría de los varones argentinos, no nos desprecies tanto!!!

luismi