30/4/11

Plegaria por los que me saben ver

Siento una libertad absoluta.

Siento que estuve mucho tiempo equivocada. Me equivoqué por mucho tiempo pero ahora renazco. Salgo del encierro de mi cabeza, de las vueltas y vueltas sobre lo mismo, de la cárcel mental que me fabriqué (y que me ayudaron a fabricar), para por fin darme cuenta de que la vida está en otra parte y de que cuando nos atrevemos a ser auténticos, y a hacer las cosas lo más bien posibles, la existencia te premia. El boomerang retorna. Regresa con un postic adherido a tu frente que dice: La gente que te conoce, te reconoce. Te da la derecha. Cree en vos y se indigna por todo eso que hay afuera y que no te hace justicia.

Estoy muy satisfecha. Puedo ver y puedo ver bien. Y me pueden ver también a mí indiscutiblemente.

Siempre agradecí tener la capacidad de amar. De amar y de decir. Ahora agradezco tener la capacidad de mostrarme tal cual soy. Y por sobre todo, agradezco la valentía y la voluntad de los que me pueden ver y quieren hacerlo.

Esto es una plegaria kitsch, un poco demodé y fuera de uso.

Ni me importa. Yo, sonrío.

Sonría amplio.



5 comentarios:

Curiyú dijo...

Aunque digo, a veces es muy difícil advertir que en efecto, la vida está en otra parte. Un abrazo

Julieta Abiusi dijo...

GENIAL, lo que decis y la foto que combina perfectamente jaja. Aguante lo kitsch, demode y fuera de uso :o)

Jenny Paulla dijo...

la padagogia de los afectos.
mui belo es sonrír.
lo demode es so lo demode e mais nada.
visita-me:
http://neodadareload.blogspot.com/

lunera dijo...

es imposible no verte,y no sentir tu capacidad de amar,gracias a vos reconozco que tantas equivocaciones,tuvieron a veces que ver con una gran capacidad de amar!!!!

Anónimo dijo...

Estoy reverdeciendo.. volviendo a hacer vibrar la cuerda.. pero no acaba todo ahí, ES TU MISMA CUERDA volviendo a sonar...R-SONAR!! hoy es un cuatro De HERMOSAS coincidencias..

Namaste.