20/9/12

Te encontré y me desperté


Me estiro, me dilato, me ensancho y me despliego;  no me detengo hasta estar tan junto al sol, que puedo mirarlo a los ojos y en primer plano. Estando ahí, alto, dónde tanto puedo ver, me concentro en un mundo chiquitito, uno que me suena familiar y en el que me siento a gusto. Veo un piso alto dónde la luz de la mañana  descansa a sus anchas; observo un refugio rodeado de árboles de moras y guiños animados; presto atención al rock and roll de una mirada que sonríe tímidamente; y distingo un corazón rojo furiosos que, desde mi muñeca izquierda, acompaña la escritura de un nuevo cuento.

Es así, siempre llegan las veredas floridas, el aroma a nomeolvides y el aire mentolado en los pulmones.

Y si todo esto que percibo, está ocurriendo, no me queda más que ser y amanecer a esta encantadora existencia repleta de primavera. 


                                        Canción para esta primavera

2 comentarios:

AtaqueEscampe dijo...

Que bonito!

C'est moi. dijo...

Me gusta la idea que representa el blog. Un abrazo.