14/6/12

Estuario


En un estuario, se encontraron un pez de agua dulce y un pez de agua salada. Se miraron, se sonrieron, se conocieron, se besaron, se enamoraron.
Luego de un tiempo, tuvieron hijitos. Muchos pececitos multicolores y agridulces.
A veces, cuando nos damos cuenta de que sólo el amor va a salvar al mundo, la naturaleza nos brinda cuentos bellos y maravillosos como este.